Fuego en el cielo

En 1993, se estrenó la película “Fuego en el cielo”, que contaba la historia real de un caso de abducción extraterrestre. A simple vista se trata de uno de tantos casos, con la diferencia que la película está basada en el libro del propio Travis Walton “The Walton Experience”, la terrorífica experiencia que vivió al ser abducido. Travis Walton afirma que el 5 de noviembre de 1975 fue secuestrado por un OVNI. Sus afirmaciones fueron respaldadas por varios testigos causando una gran controversia. Esta controversia aún continúa sin haberse resuelto.

Anuncios

Shades of Death Road

“Sombras de la muerte” es el nombre con la que los lugareños bautizaron a esta carretera con algo más de 11 kilómetros de Nueva Jersey. En la actualidad, nadie realmente sabe por qué se la llama de esta manera, aunque la teoría más popular apunta a que se debe a varios psicópatas que trabajaban en la carretera y tenían cierta tendencia a atracar y asesinar a viandantes. Otra teoría, también habla de una mujer que disfrutaba decapitando a sus víctimas.

La carretera, además, pasa por un estanque que los habitantes de la zona han apodado “Lago Fantasma”. El estanque es un lugar con mucha actividad paranormal. Según la leyenda, los fantasmas de los psicópatas que trabajaban en la carretera rondan por los alrededores del lago y utilizan una cabaña abandonada como lugar de reposo. Existen muchos reportes acerca de gente que ha sido atrapada por una brillante luz blanca tras acercarse demasiado a la cabaña.

Kurt Russell revela que fue testigo de excepción durante las “Luces de Phoenix”

El incidente conocido como las “Luces de Phoenix” se convirtió en todo un fenómeno el 13 de marzo de 1997, después de que miles de personas vieran un gran OVNI triangular sobre la ciudad estadounidense de Phoenix, en el estado de Arizona. Según los testigos, los tamaños de los misteriosos objetos variaban de un Boeing 747 a varios campos de fútbol. Al parecer aparecieron cinco luces en formación durante más de tres horas, entre las 19:30 a 22:30. El incidente ocurrió en un área de más de 400 kilómetros desde Phoenix a Tucson. La versión oficial fue que los militares utilizaron bengalas durante un ejercicio.

Sin embargo, muchos dicen que se trató de una de las mejores evidencias de que los extraterrestres visitaron nuestro planeta, aunque para los teóricos de la conspiración eran más bien naves experimentales de alto secreto desarrolladas por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Pero veinte años después del incidente, el veterano actor Kurt Russell, finalmente se ha decidido a explicar su testimonio durante las “Luces de Phoenix”. Y no fue un testigo normal, vio el OVNI desde la cabina de su avión privado.

Kurt Russell tuvo la oportunidad de hablar sobre su experiencia OVNI durante una entrevista del programa de televisión estadounidense The One Show, donde estuvo promocionando la película “Los Guardianes de la Galaxia Vol.2”, junto el actor Chris Pratt. Sin embargo, la entrevista dio un giro inesperado, cuando el presentador Gyles Brandreth sacó una carpeta que decía “Top Secret”.

Al leer el contenido de la carpeta, Brandret contó una historia sobre un piloto no identificado que volaba con su hijo en un avión privado cerca del aeropuerto de Phoenix. El piloto no identificado habría llamado a la torre de control para informar de la presencia de seis luces misteriosas. La torre de control respondió rápidamente, diciendo que no tenían constancia de la presencia de ningún avión en la zona. El presentador dijo que se trataba de un “misterio no resuelto”. El actor Chris Pratt mostró una mirada de incredulidad mientras el presentador explicaba la historia, y admitió ser un escéptico en lo relacionado con los avistamientos OVNI. Pero Kurt Russell sonrió.

Y fue en ese momento que Russell, de 66 años, dijo que él y su hijo Oliver Hudson se encontraban volando con un avión privado desde Los Ángeles a Phoenix en 1995, para que Oliver pudiese estar con su novia.

“Estábamos volando y vi seis luces sobre el aeropuerto en absoluta formación, en forma de V”, explicó Russell.

El actor estadounidense y marido de Goldie Hawn recordó que su hijo le preguntó si sabía lo que eran las luces. Cuando le dijo que no lo sabía, contactaron con la torre de control, pero los controladores aéreos le informaron de que no había nada en el radar. Entonces Russell y su hijo estaban convencidos de que habían sido testigos de un avistamiento OVNI. Los dos nunca mencionaron el avistamiento después de aterrizar, hasta dos años después, cuando Kurt vio un programa de televisión sobre el incidente que tuvo lugar en Phoenix.

“Ese fue el caso OVNI más vistos”, agregó Russell. “Más de 20.000 personas lo vieron.”

Kurt Russell recordó la sensación como la de Richard Dreyfuss en “Encuentros en la tercera fase”, y sus sospechas se confirmaron cuando el programa de televisión mencionó que un piloto de avión no identificado informó del avistamiento OVNI a la torre de control en el aterrizaje.

“Ese era yo”, recordó Kurt.

Después de aquello, Russell comprobó sus libros de registro, lo que demuestra sin lugar a dudas de que su vuelo ocurrió en el momento del popular incidente OVNI.

“La parte más fascinante para mí es que se me había olvidado. Oliver nunca lo mencionó. Si no hubiera visto ese programa, nunca más habría pensado ello. Eso, para mí, era la parte más extraña”, concluyo Russell.

El incidente de las “Luces de Phoenix” sigue siendo uno de los avistamientos OVNI más comentado de las últimas décadas. Durante años, tanto los escépticos y creyentes han estado debatiendo sobre el verdadero origen de las misteriosas luces. Incluso hoy en día el incidente continúa siendo un misterio.

Fuente texto: https://www.mundoesotericoparanormal.com

UNA EXPERIENCIA DE VISITANTE DE DORMITORIO

Verano de 1991. José Maria Gómez estaba durmiendo plácidamente en su cama cuando de repente un fuerte resplandor que procedía del salón le despertó. El testigo todavía medio dormido trato de identificar el origen de la luminosidad. Dirigió su mirada hacia la puerta que estaba entreabierta y en la penumbra logró vislumbrar la silueta de dos seres de baja estatura, brazos largos y unas cabezas enormes.

Los seres daban vueltas alrededor de la mesa del comedor. El testigo al principio creía que sufría una especie de alucinación pero no tubo tiempo de comprobarlo. Una luz muy potente inundó de pronto el comedor. Los haces de la luz se filtraron por la puerta de su dormitorio despertando a su pareja. Anabel. Esta trato de levantarse pero no pudo. Era capaz de ver y oír pero no podía moverse.

De pronto varios de estos seres entraron en el dormitorio rodeando a la pareja que estaba aterrada. Los seres eran de piel grisácea y vestían una especie de mono ajustado de color azul. Las cabezas eran enormes y los labios y la nariz eran apenas visibles. Sus ojos eran de un color negro profundo y rasgados hacia el exterior de su cabeza.

José Maria fue sacado de su cama y lo llevaron a una especie de estancia ovoide. El testigo creía que había pasado a otra dimensión. Las paredes del lugar eran blancas y desprendían una extraña claridad. Pero no sólo las paredes irradiaban luz, también el suelo y el techo lo hacía. En el centro había como una especie de camilla en la cual lo dejaron. Era fría y dura.

Los seres comenzaron una especie de examen médico. Eran rápidos y precisos. No hablaban entre ellos. De pronto José Maria sintío un dolor agudo en el antebrazo derecho, como si le pincharan. El testigo aunque no podía gritar se repetía mentalmente <dejadme el brazo, me hacéis daño>. José Maria perdió en ese momento el conocimiento. Cuando despertó se encontraba en su cama empapado de sudor y agitado. Se levanto y fue al cuarto de baño donde descubrió un pinchazo en su antebrazo. Desde ese día de verano José Maria no ha dejado de tener experiencias similares.

Fuente texto: https://aminoapps.com

El hombre sonriente

Esta misteriosa figura suele aparecer en las zonas donde previamente se habían dado casos de avistamientos OVNI.

Posteriormente, los testigos tenían encuentros aparentemente casuales con este extraño personaje. Estos encuentros fueron seleccionados por el investigador John Keel, experto en la investigación de avistamientos OVNI.

Keel, en su libro Strange Creatures from Time and Space, de 1970, nos habla de dos casos en los que los testigos tuvieron encuentros con este extraño personaje, en ambos casos se trataba de un hombre muy alto, vestido de forma estrambótico y con una larga chaqueta de color verde metálica. El sujeto miraba a los testigos con una amenazante sonrisa de oreja a oreja, y les transmitía una sensación de maldad.

ATERRIZAJE EN EL DESIERTO DE GOBI

Abril de 1968, desierto de Gobi, China.

Gu Ying y si compañero se encontraban trabajado en un sistema de irrigación para el desierto del Gobi cuando de pronto vieron pasar sobre ellos un ovni que aterrizó a medio kilómetro de ellos.

El objeto tenía forma de disco, estaba iluminado, era de color anaranjado y media unos 3 metros de ancho. Al poco de aterrizar el jefe de la unidad militar que mandaba el proyecto de ingeniería ordeno que enviará un equipo de soldados para investigar. Se mandó una tropa de motoristas.

Los motoristas se dirigieron rápidamente hacia el objeto, pero este debió detectarlos pues antes de que estos pudieran alcanzarlo el ovni se comenzó a mover en dirección hacia la frontera norte de la antigua Unión Soviética.

En un principio los testigos al no estar familiarizados con el fenómeno ovni creyeron que se trataba de un nuevo tipo de avión soviético. En un examen posterior de la zona de aterrizaje se descubrió que el terreno estaba quemado lo que demostró que el suceso fue real.

Fuente texto: https://aminoapps.com

La nube misteriosa

Tres soldados afirmaron ser testigos de la extraña desaparición de un batallón entero en 1915. La historia se dio a conocer 50 años después de la infame batalla de Galípoli de la Primera Guerra Mundial. Los tres soldados dijeron que observaron claramente como el batallón del Regimiento Real de Norfolk marcharon hasta una colina en Suvla Bay, Turquía. La colina estaba envuelta en una nube de baja altitud, donde los soldados ingleses marcharon directamente sin dudarlo. Nunca se volvió ha saber del batallón. Después de que el batallón entrara en la nube, la misma se levantó lentamente de la colina para desaparecer. Cuando la guerra acabó, el gobierno británico exigió a Turquía devolver el batallón capturado. Los turcos insistieron, sin embargo, que no habían capturado a ningún batallón en la colina en Suvla Bay.

Fuente texto: http://www.mundoesotericoparanormal.com