El Zapatero de Breslau

En 1591, un zapatero se quitó la vida en Breslau, Polonia, cortándose la garganta. Poco después, algunos habitantes del lugar empezaron a informar que la figura ensangrentada del Zapatero se les aparecía por las noches. El cadáver fue exhumado y sorprendentemente, el cuerpo no se había descompuesto. Para asegurarse, las autoridades desmembraron el cadáver, incineraron cada parte y arrojaron las cenizas al río. A partir de ese momento ya no se informó de más apariciones.

Anuncios

Quien toca guitarra (suceso real)

Durante mi tiempo de estudiante, mi hermana se compró una guitarra para impresionar a un chico del que estaba enamorada.

Pero desafortunadamente ella nunca logró dominar el instrumento. Un día llegué a casa y al abrir la puerta de entrada escuché la guitarra. Me sorprendió mucho puesto que tocaba muy bien, cuando cerré la puerta, grité: ¡Anna, estás tocando genial! Ella no respondió y la guitarra no dejó de tocar.

Decepcionado porque ella simplemente ignoró mi cumplido, corrí a su habitación y grité, ¡Anna! ¿Cómo es que tocas tan bien la guitarra? Justo antes de entrar en su habitación, la música de la guitarra se detuvo de repente, abrí la puerta de su habitación y vi que estaba completamente vacía. La guitarra estaba encima de la cama. Entonces me entro mucho miedo, así que llamé su nombre otra vez, nadie respondió, corrí por toda la casa, pero nadie estaba en casa. Estaba absolutamente solo.

 

 

La niña de blanco (suceso real)

Era la víspera de Año Nuevo y estaba hablando con un amigo en el salón de una casa que alquilamos para el fin de semana. De repente vi a una niña vestida de blanco quieta detrás de un sofá. Ella parecía distante y ni siquiera me miró. Hice una pausa y le dije a mi amigo: Esto es muy extraño… Acabo de ver a una niña vestida de blanco parada detrás de aquel sofá. Pero por alguna razón esa visión me causo mucha paz.

No le dije nada a nadie en la fiesta sobre este extraño evento y mi amigo tampoco dijo nada. Al poco rato, una amiga me comento que había visto a una niña vestida de blanco en la cocina. Ella también me dijo que esa visión no le había provocado ningún miedo sino todo lo contrario. Pero cuando le dije que yo también había visto exactamente a la misma niña un poco antes, a los dos nos entró mucho miedo. Para ser sincero, desde ese momento la casa nos parecía terrorífica.

Llamadas desde el más allá (suceso real)

En 2008, dos trenes colisionaron en el Valle de San Fernando de California. 25 personas perdieron la vida en este terrible accidente. Entre ellos estaba Charles E. Peck. Este hombre iba a una entrevista de trabajo y tenía grandes planes para el futuro, como casarse con su novia. Durante las 11 horas posteriores al accidente, se realizaron 35 llamadas desde el móvil de Charles a su familia. Su novia, su madre, su hijo… todos recibieron llamadas. Tan pronto como contestaron, no oyeron nada más que ruidos espurios. Para ellos era seguro, Charles estaba vivo e intentaba comunicarse con ellos, atrapado entre los escombros del accidente.

Pero el cuerpo sin vida de Charles fue encontrado en uno de los primeros vagones del tren. La autopsia reveló que murió en el accidente y que era absolutamente imposible para él hacer llamadas en el momento en que se grabaron las llamadas. Su móvil nunca fue encontrado.

El hombre de palo

Fue un artificio construido por Giovanni Torriani (*Cremona, Milanesado, 1500 – †Toledo, España, 1585), más conocido como Juanelo Turriano, inventor, arquitecto y Relojero Real de Carlos I. Existen dudas sobre su naturaleza y función, pero la leyenda más extendida en la ciudad de Toledo afirma que consistía en un aparato antropomórfico de madera, construido con el fin de recolectar limosnas, y con capacidad para mover piernas y brazos.

Algunas versiones poco verosímiles de la leyenda dicen que dicho artefacto era capaz de andar buscando la caridad de los viandantes, y que incluso era capaz de inclinarse en una reverencia cuando recibía alguna moneda. No hay muchos documentos históricos acerca de la naturaleza del autómata, ya que fue quemado cuando aún Turriano estaba con vida, pero ha quedado constancia del punto donde se localizaba: la antigua calle de las Asaderías de Toledo, actualmente denominada “Calle del Hombre de Palo”.

Fuente texto: https://es.wikipedia.org

La chica en el camisón blanco (suceso real)

Cuando tenía once años, mi familia se mudó a una casa nueva y, por alguna extraña razón, había “botones de emergencia” en las paredes de mi habitación.

Una noche estaba profundamente dormida cuando de repente alguien encendió la luz en mi habitación. Me desperté inmediatamente, pero mis ojos primero tuvieron que acostumbrarse a la luz. Finalmente pude ver a una chica rubia. Ella vestía un camisón blanco algo pasado de moda. Su cabello era rubio y blanco. Algo somnolienta, pensé que se trataba de mi hermana y por eso la toqué: ‘¡Lena, apaga la luz!’ de repente se apagó la luz y me dormí nuevamente.

Al día siguiente, aun enfadada porque mi hermana me había despertado, le pregunté a mi madre durante el desayuno: “¿Dónde está Lena? Esta noche la despertaré, porque ella hizo lo mismo conmigo anoche. Mi madre me miró perpleja y me dijo: ‘Johanna, Lena está de acampada. Hasta el día de hoy no tengo ni idea de quién era la chica rubia… ”

El fantasma de Amelia (suceso real)

Esto sucedió hace 15 años, yo vivía en un pueblo pequeño, en aquel tiempo yo tenía 12 años.

Un día al salir de la escuela vino una amiga llorando y me dijo:

-Amelia se ha ahorcado

-¿Cómo?

-Sí, la han encontrado esta mañana en el patio de su casa

Esta chica era 4 años mayor que nosotros, pero por alguna razón siempre jugaba y pasaba el día a nuestro lado. Mi amiga y yo decidimos ir al funeral que era al día siguiente.

La enterraron con un vestido de seda blanco. Después del funeral, fui directo a casa. Llegue de noche, después de cenar mi madre y yo nos acostamos, ambos dormíamos en la misma habitación. Mi madre se quedó dormida muy pronto, pero yo no podía dormir, no podía dejar de pensar en Amelia…y entonces comenzó.

Al principio escuché como si en la habitación contigua alguien se sentaba en una silla, me sentí algo incómodo pero no le di mayor importancia, entonces escuche unos pasos por el pasillo que se acercaban a mi habitación, al mismo tiempo sentía como si algo raspara el suele, como si fuera un gato o perro con sus garras, pero no teníamos ningún animal de compañía. En ese momento algo entro en mi habitación, yo tenía tanto miedo que no me atreví a girarme, esa cosa se acercó a mi cama y se agachó, sentí cómo me miraba, pero yo estaba tan asustado que no podía moverme. Después de eso, me gire bruscamente, pero allí no había nadie.

Por la mañana vi a mi amiga, ella vivía en una casa enfrente de la mía, y me dijo: anoche no podía dormir y fui a mirar por la ventana hacia tu casa, y me pareció ver a una chica vestida de blanco caminando por tu habitación, ella se parecía mucho a Amelia