Ryugyong, el extraño hotel fantasma de Corea del Norte

Su nombre oficial es Hotel Ryugyong, aunque las habitaciones de sus 105 plantas nunca han albergado ningún inquilino.

Tal vez por eso muchos se refieren a él con un apelativo mucho más neutral: el Edificio 105.

Con su cúpula puntiaguda y su forma piramidal, se alza sobre Pyongyang, vigilando imponente desde sus 330 metros de altura a los habitantes de la capital norcoreana, que llevan años observando sus fallidos intentos de apertura.

Sus inicios fueron triunfales y aspiraba a convertirse en el hotel más alto del mundo. Pero acabó haciéndose con otro título: el edificio abandonado más alto del planeta.

Anuncios

Las ruinas circulares de la casa colegio en Hokkaido (Japón)

Se trata de un lugar muy conocido por los habitantes de Hokkaido y, desde luego, es un enclave que Internet ya se ha ocupado de calificar como tenebroso y caliente en lo relacionado a sucesos paranormales. Según un famoso cazador de fantasmas japonés, sabe de alguien que una vez se atrevió a ir solo por dentro, pero desapareció misteriosamente. A demás de este caso existen multitud de informes de personas que afirman haber experimentado sucesos extraños en el lugar

Fenómenos inexplicables en Pripyat

Fenómenos inexplicables en Pripyat

La ciudad de Pripyat es considerada uno de los lugares más interesante para los investigadores de lo paranormal. Muchos expertos en el campo creen que los eventos relacionados con la radiación y los fenómenos paranormales tienen una relación directa, donde está uno se encuentra el otro. Aunque algunos afirman que la radiación es un subproducto de la actividad paranormal, otros creen que las partículas radiactivas actúan como “combustible” para el más allá. Antes de la explosión del reactor muchas personas reportaron avistamientos del llamado “Pájaro Negro de Chernóbil”, una gran criatura semejante a un hombre sin cabeza. Esta criatura se asemeja al conocido “Mothman”que se vio antes del desastre en el puente de Point Pleasant, en Virginia Occidental. Muchas personas creen que Mothman anuncia futuros desastres. Al igual que en Point Pleasant, después del desastre no se volvió a ver. También durante los avistamientos de “Mothman” mucha gente experimentó pesadillas aterradoras y llamadas extrañas de teléfono.

En las investigaciones paranormales el problema que existe es en el tiempo que se puede realizar este tipo de indagaciones ya que los niveles de radiación son tan altos que los visitantes sólo pueden estar un tiempo determinado. En muchas investigaciones paranormales cuando los equipos comienzan a experimentar ciertos fenómenos inexplicables, las alarmas de radiación suenan y tienen que abandonar el lugar al momento. Pero incluso con estos imprevistos, son muchos los que afirman haber visto misteriosas sombras y siluetas de personas, apariciones de antiguos médicos y bomberos caminando en medio de las calles y edificios abandonados. También se han informado sobre una luz ámbar que aparece sin explicación sobre las instalaciones abandonadas. Algunos militares han denunciado haber sido tocados por presencias invisibles, una sensación general de malestar, así como la sensación de ser observado desde las ventanas vacías del hospital. También existen informes de que los visitantes fueron seguidos por algo inexplicable además del sonido fantasma de niños riendo y jugando.

Fuente texto: http://www.mundoesotericoparanormal.com

El fantasma del Molino

El fantasma del Molino

La mayoría de los habitantes de Popayán conocen el viejo edificio de Moscopán, ubicado al sur oriente de la ciudad. Allí funcionó una antigua y exitosa empresa harinera. Una grave crisis económica en la década de los 70, la obligó a cerrar sus puertas. Desde entonces el inmueble está clausurado y solo cuenta con una familia que lo protege contra los intrusos. Sobrevive al deterioro del tiempo en medio de malezas, sobre una colina, como un testigo del pasado.

Sin embargo, hay muchos que desconocen una historia truculenta sucedida allí, cuando aún albergaba vida en su interior. La protagonista fue una mujer llamada Raquel, trabajadora, casada y con un hijo. A pesar de esa condición y de su edad madura, conoció a un obrero de 25 años de edad, de nombre Marco, quien empezó a laborar en el Molino, y del cual se enamoró perdidamente. La atracción fue mutua y empezaron una relación clandestina.

Luego el romance era conocido por todos los empleados del Molino. Lo chismes y murmuraciones no tardaron en llegar a los oídos del esposo, un hombre llamado Jorge, con un carácter violento, quien tomó la decisión de cortar de raíz la infidelidad de su esposa. Asesinó a Marco a machetazos una madrugada, y administró veneno para ratas a su hijo, a su mujer, y a él mismo.

La única que se salvó de la muerte fue Raquel, quien entró en una depresión profunda, mezcla del recuerdo y del sentimiento de culpa que la dominaba. En medio de su desesperación tomó una determinación fatal. Una noche esperó a que todos sus compañeros se marcharan a sus casas, y se colgó de una de las enormes vigas. Ahora, y según varios vecinos del lugar el espíritu abandonado de Raquel aun vaga por el viejo edificio abandonado y puede escucharse en las noches su eterno lamento.

Fuente texto: http://hsbnoticias.com

Sanatorio Antituberculoso de Torremanzanas, España

sanatorio-antituberculoso-de-torremanzanas

Este viejo sanatorio ubicado en la Sierra del Rentonar, en el municipio alicantino de Torremanzanas, a 965 m. de altitud, fue construido en el año 1926. Contaba con 54 camas y era dirigido por Antonio Barbero Carnicero.

En sus comienzos fue utilizado como casa reposo, y más tarde como colonia infantil de vacaciones. Al llegar la Segunda República, el edificio cambió su uso para convertirse en un hospital infantil y durante la Guerra Civil fue utilizado como hospital militar.
Cuando terminó la guerra, el edificio comenzó a funcionar como sanatorio para enfermos de tuberculosis hasta la erradicación en España de la temida enfermedad en 1963. Después el edificio se abandona completamente dando lugar, con el paso del tiempo, al lamentable estado en el que se encuentra actualmente.

La el techo de la primera planta y algunas paredes interiores se han derrumbado, así como la terraza de la que solamente quedan algunas columnas en pie. A pesar de su estado, el edificio se muestra imponente a través de los árboles recordándonos la importante labor que servía en el pasado.

En Torremanzanas, se cuentan muchas historias sobre el sanatorio, desde apariciones, a movimientos de objetos, ruidos extraños, psicofonías, etc. Un importante número de investigadores ha llevado a cabo varias investigaciones de campo en el sanatorio, muchas de ellas con grandes resultados.

Fuente: http://wymering.blogspot.com