Bill Ramsey el hombre lobo diabólico de londres

Bill Ramsey empezó a tener episodios de posesión a los nueve años. Habitualmente los episodios venían acompañados de síntomas de licantropía, tales como ladridos, gruñidos y comportamientos de lobo. Atacaba y mordía a sus familiares y amigos. En 1987 atacó a un oficial de policía con un comportamiento salvaje y animal, utilizando fuerza descrita como sobrehumana por los testigos que presenciaron los hechos. Se necesitaron seis oficiales de policía para contenerle. Ed y Lorraine Warren aparecieron por allí para ayudar en el consecuente exorcismo y calmar a la bestia. Después de la visita del matrimonio Warren Bill Ramsey no volvió a tener ningún episodio mas.

Anuncios

El hombre lobo de Ansbach

 

Año 1685. El principado de Ansbach disfrutaba sin culpas la muerte de su último Bürgermeister, un hombre cruel y extremadamente obeso -aclara la crónica, como si en el resultado de sus excesos gastronómicos se hallara el germen de lo que llegó después-; quién había cultivado un desprecio particular por la ironía. A mediados de ese año, un lobo descomunal comenzó a inquietar las noches de Ansbach. Primero se contentó con atacar animales en las riberas del pueblo, pero pronto se aventuró más lejos, incluso en las calles principales de la aldea, donde dos o tres ciudadanos absortos contemplaron el porte siniestro, hirsuto, de aquel lobo que se negaba a respetar a los buenos burgueses. El detalle es proverbial, todos sabemos que las leyendas de licántropos son muy atractivas hasta que vemos un hombre lobo devorando al gato del vecino; y tal fue el caso de los vecinos de Ansbach, que dieron voces de alarma al atestiguar como el lobo masticaba vivo a un pobre gato, al parecer, muy querido en la zona. Algunos testigos sobresaltados aseguraron que la bestia tenía una similitud infernal con el antiguo Bürgermeister, y que éste sin dudas había regresado del infierno para castigar a todos los que bebieron y se alegraron con su muerte. Tras un período de relativa calma, los ataques se repitieron, llevándose la vida de dos mujeres y sus hijos. Se organizó entonces una partida de caza integrada por la policía local y cuatro intrépidos vecinos. Siguiendo un rastro de cadáveres bovinos los cazadores dieron con el lobo. Fue cercado por una jauría de perros y, mediante un movimiento de tenazas, arrastrado fuera de la seguridad de la foresta. La persecución continuó hasta las propias calles de Ansbach. Casi en el centro de la ciudad, y tras una batalla épica de la que nadie salió ileso, el lobo fue prolijamente descoyuntado por los perros. Se realizó un estudio sobre el cadáver y se llegó a la conclusión de que no había nada sobrenatural en él, salvo el aspecto rechoncho del animal, sin dudas producto de la eficiencia de sus ataques. El cuerpo del lobo fue colgado en la plaza principal de Ansbach. La noche siguiente, un ciudadano gracioso, de los que nunca faltan, confeccionó una máscara con el rostro de aquel déspota Bürgermeister, y la colocó sobre la cabeza del animal, que fue seccionada con precisión quirúrgica. El hombre volvió a la taberna y narró con lujo de detalles su ocurrencia. Prometió que al día siguiente, cuando el sol emergiera del este y la ciudad se prepare a transitar un nuevo día, sus ciudadanos quedarían helados al ver el rostro del viejo alcalde sobre la cabeza del lobo. A la mañana siguiente las autoridades detuvieron al humorista en la vía pública. Nadie creyó en la historia de la máscara, ya que sobre el poste no colgaba un lobo enmascarado, sino un hombre obeso e hirsuto, con los miembros prolijamente descoyuntados.

Fuente texto: http://elespejogotico.blogspot.com

La familia Gandillion (hombres lobo)

la-familia-gandillion-hombres-lobo

En 1598, dos hermanos en el este de Francia, fueron atacados por un lobo, que según dijo uno de ellos, tenía un rostro humano. Cuando un grupo de campesinos fue en busca del supuesto lobo, se encontraron con una chica llamada Perrenette Gandillion. Al ver que la chica tenia sangre en su vestido, la multitud mató a la pobre joven en dicho lugar.

Se dijo durante un tiempo que la familia Gandillion estaba involucrada con el diablo. Después de su muerte, su hermano Pierre, su hermana Antonieta, y su sobrino Georges también fueron acusados de ser hombres lobo. Pierre afirmó que podría convertirse en un lobo cuando llevaba la piel de lobo, mientras que Georges dijo que su transformación era causada por un bálsamo.

El juez Henri Boguet, el cual ordenó la ejecución de más de 600 sospechosos de brujas durante su carrera, fue puesto a cargo del caso. Firmemente convencido de que la familia Gandillion era un grupo de hombres lobo, los condenó a ser quemados en la hoguera.

 

Morbach y el último Hombre Lobo

morbach-y-el-ultimo-hombre-lobo

No se sabe con certeza de dónde surgió la leyenda del Hombre Lobo, que perseguiría a los habitantes de Europa por siglos. Seguramente nació en los tiempos en los que las pequeñas aldeas se recogían durante la noche y sentían, con la sangre helada, cómo los aullidos de los cánidos rodeaban lentamente los hogares de las personas.

El lobo fue por milenios un enemigo del hombre. Incluso en la Edad Moderna, hacia los siglos XV o XVI, los lobos invadieron en varias ocasiones París en inviernos particularmente duros, cobrando su cuota de muertos. Los Hombres Lobo no eran sino recreaciones más macabras, poderosas y oscuras de los temidos animales.

En cualquier caso, hacia el Medioevo el hombre lobo se había convertido en una leyenda particularmente esparcida… y temida. Las noches de luna llena las madres impedían a toda costa que sus hijos salieran de la casa, y a los hombres que la noche encontraba en el campo dormían con un ojo abierto y todos sus músculos tensionados, preparándose para defenderse ante el inevitable ataque. Muchos de ellos amanecerían al día siguiente con marcas de garras y dientes, probando ante la población que no se trataba de una mera leyenda.

Pero los Hombres Lobo dejaron de tener el poder que tenían conforme pasaban los años y los hombres se convertían en los dueños de su destino. Hacia comienzos del siglo XIX ya quedaban pocos, o mejor, ya eran pocas las leyendas que tanto se repetían dos siglos antes. Cuenta la leyenda que en algún momento de los 1820’s en Morbach, Alemania, murió el último Hombre Lobo.

La leyenda de Morbach

La historia de Thomas Schwytzer

Thomas Johannes Baptist Schwytzer era un desertor del ejército napoleónico que había estado con el Emperador durante el desastre en Moscú, cuando las tierras heladas devoraron el hasta entonces invencible ejército francés. Se dirigía a las tierras de Alsacia con un grupo de desertores rusos cuando encontraron, cerca de la villa de Wittlich, una pequeña granja.

Agotados y hambrientos, los soldados decidieron buscar algo para robar en el hogar. En medio de su frenesí fueron descubiertos por el granjero, a quien asesinaron sin remordimiento alguno junto con sus hijos. La esposa del pobre hombre apenas tuvo tiempo para ver la horrenda muerte de su familia antes de encontrarse cara a cara con sus inminentes verdugos. En medio de la ira y el dolor solo atinó a que de su boca saliera una maldición contra Schwytzer: “¡desde hoy, cada luna llena te convertirás en un lobo rabioso!”. Momentos después el hombre le destrozará el cráneo con la culata de su rifle.

Resulta curioso que fuera la maldición desesperada de una madre y no la mordedura de otro hombre lobo la que diera génesis al último representante de esta raza perdida. Schwytzer comenzará a cambiar, poco a poco, a convertirse en un hombre sin miedo, sin temor, duro como el acero. Cada luna llena su poca humanidad desaparecerá para dar lugar a una verdadera bestia. Comienzan las leyendas de un lobo que en las noches asesina brutalmente hombres y animales.

El último Hombre Lobo

Pero no era solo la sangre lo que motivaba al soldado maldito. La lujuria parecía también hacerlo, por lo que una noche violó salvajemente a la hija de un pobre granjero de la región. Elizabeth Beierle será el nombre de esta mujer, que contará cómo un hombre salvaje, cubierto de vello, abusó de ella y organizará un grupo, dirigido por su padre, para buscar venganza. Encontrado en el bosque unos días más tarde, Schwytzer será acorralado en la villa de Morbach y brutalmente asesinado, y en su tumba se erigirá un pequeño santuario con una vela encendida.

El desertor sería el último Hombre Lobo del que existe registro. Sus descendientes (hijos del bastado cuya semilla sembró en Elizabeth) jamás mostrarán rastro de la naturaleza salvaje de su padre, y cuenta la leyenda germana que mientras la vela se mantenga encendida los Hombres Lobo jamás podrán volver a pisar este mundo.

La vela de Morbach

Por más de un siglo los habitantes de la villa se aseguraron de mantener la vela siempre encendida. Cuando estaba terminándose se ponía otra en su lugar, garantizando que la luz nunca se apagara. La herida que el odio y el temor hacia Schwytzer había creado era perenne: nada podría cerrarla del todo.

Pero cuentan los habitantes de la villa que en algún momento de 1988 alguna circunstancia llevó a que la vela se apagara por una noche. Según se cuenta, no pasó mucho tiempo antes de que un gigantesco lobo apareciera en el perímetro de una cercana base militar. Su presencia fue inexplicable, ya que tendría que haber saltado una cerca de más de 3 metros para ingresar allí, pero de acuerdo con varios soldados, allá estaba. Pronto dio marcha atrás y desapareció: los perros enviados a buscarlo se negaron sistemáticamente a pasar del punto en el que los soldados lo habían visto.

La vela volvió a encenderse, y al día de hoy no ha vuelto a apagarse. Y el lobo no ha vuelto a aparecer.

Fuente texto: https://www.elpensante.com

Mujer lobo, la Lupa

mujer-lobo-la-lupa

La Lupa es una de las representaciones mitológicas de una Deidad Triple, según lo demostrado por su maternidad triádica, en numerosos cultos antiguos.

Se dice que ella dotó de tres almas a su hijo, el legendario rey Erulus o Herulus, de modo que cuando Evander lo derrocó, éste tuviera que matarlo tres veces.

Es también la mítica madre de Rómulo y Remo, los fundadores de la ciudad de Roma.

Las amazonas, que adoraban a esta diosa triple, contaban con una tribu llamada Neuri, cuyas integrantes se convertían en lobas varios días al año, cuando se celebraba su principal festejo religioso, probablemente usando pieles y máscaras de lobo.

La misma historia se cuenta acerca de cierta tribu irlandesa de Ossory, cuyos miembros se convertían en lobos y organizaban banquetes donde devoraban la carne de ganados como si fueran lobos reales, para luego recuperar su forma humana.

También los eslavos del sur solían frotar a los niños recién nacidos a lo largo de una piel de lobo, diciendo que era la piel de la diosa Lupa.

Incluso después de su conversión al cristianismo, muchos eslavos siguieron creyendo que esta ceremonia era capaz de proteger a los niños del ataque de las brujas.

Pero su propósito verdadero era asimilar al niño al tótem del lobo, como si hubiera nacido por segunda vez de este animal.

Los seguidores de la Lupa dijeron haberla cruzado en una montaña santa, a la que los gitanos llamaron Monte Lupo. Se creía que los hombres jóvenes podían aprender los secretos de la magia celebrando una unión sagrada que consistía en masturbarse sobre la estatua de la diosa y expulsar su semen sobre la misma.

También la Diana de los galos, cuyo aspecto era el de un lobo, tenía muchos fervientes seguidores, en épocas antiguas y medievales. Bajo su nombre totémico de “Lupa” fue considerada la madre de los animales salvajes. Ciertas mujeres parecen haberla personificado en Francia meridional.sociedad paranormal latinoamericana

Fuente: http://mitologiayleyendas.ning.com

Lobizón

lobizon

El Lobizón o también llamado por los nombres Juicho o Luisón, o del portugués lobis – homen (hombre lobo). Es un personaje de la mitología guaraní, monstruo legendario que vendría a ser el séptimo y último hijo varón de Taú y Keraná. Célebre por su parecido a lo que conocemos como un “Hombre Lobo”.

El origen de esta criatura es muy discutido, se dice que todo empezó con la colonización española en Sudamérica, que este personaje sería una variación de la criatura europea y hoy mundialmente famosa llamada “Hombre lobo”, lo que para muchos sería una degeneración folclórica de este personaje o leyenda.

Aunque muchos sostienen que el Lobizón tiene origen pre-colombino, ya que se dice que los aborígenes antes de la colonización ya relataban historias de “hombres bestias” incluyendo la del Lobizón. Aunque no se descarta que las dos leyendas se hayan mezclado y hubiera nacido la leyenda del Lobizón como productos de esta mistura cultural.

Según la leyenda el Lobizón sufre su transformación los días viernes y martes que hay luna llena, su apariencia es la de un hombre con rasgos a los de un lobo o un gran perro. Su transformación al igual que la del Hombre Lobo, es dolorosa, empieza con dolores y luego ellos mismos se alejan a un lugar apartado, donde se rueda al suelo de izquierda a derecha y dice el creo al revés. Los lobizones son productos de una maldición y deambulan por los montes, se dice que se alimentan de las heces de las gallinas y de cadáveres que ellos mismo desentierran, también se dice que se comen bebés que no han sido bautizados.

Para matar a lobizón no es necesarios una bala de plata, pero si una bala bendecida, también se puede hacer con una arma blanca, al hacerlo se debe rezar ya que sino se hace este ritual puede pasar su maldición a su verdugo.

Fuente texto: http://www.destinoytarot.com

EL HOMBRE LOBO DE CHALONS

el-hombre-lobo-de-chalons

Este sastre demoniaco era ooriginario de francia, en el año de 1598 fue acusado de asesinato, secree que sus crímenes eran tan impactantes que después de de su juicio todo documento referente a su proceso fue destruido para que nadie conociera sus abominaciones.
Se rumora que sobrevivió un documento clandestino que cuenta como este sastre engañaba y atraía a nicos con dulces y ropa llevándolos a su sotano el cual estaba recubierto conmadera y tela para aislar cualquier ruido,
Una ves dentro los desnudaba y abusaba sexualmente antes de degollar sus gargantas. Guardaba partes de los cuerpos que mas le gustaban para comerlos poco a poco mientras conseguír mas victimas, ya que esperaba a que se dejara de buscar a sus victimas para atacar de nuevo
Cuando agotaba sus reservas frecuentaba el bosque en forma de lobo para asechar hombres y niños, se cree que de esta forma llego a matar a mas de una docena. En su casa encontraron barriles llenos de huesos humanos, la mayoría de niños que parecían estar ahí desde hace mucho tiempo
Fue condenado a la hoguera, según los chisme de aquellos tiempos se le vio como su carne era atravesada por las llamas y su cabello quemado pero aun así nunca se le escucho pedir perdón o clemencia, en lugar de ello se le oyó blasfemar y maldecir hasta la muerte, cosa que para los espectadores era señal de que su alma ya pertenecía al demonio