El Zapatero de Breslau

En 1591, un zapatero se quitó la vida en Breslau, Polonia, cortándose la garganta. Poco después, algunos habitantes del lugar empezaron a informar que la figura ensangrentada del Zapatero se les aparecía por las noches. El cadáver fue exhumado y sorprendentemente, el cuerpo no se había descompuesto. Para asegurarse, las autoridades desmembraron el cadáver, incineraron cada parte y arrojaron las cenizas al río. A partir de ese momento ya no se informó de más apariciones.

Anuncios

Quien toca guitarra (suceso real)

Durante mi tiempo de estudiante, mi hermana se compró una guitarra para impresionar a un chico del que estaba enamorada.

Pero desafortunadamente ella nunca logró dominar el instrumento. Un día llegué a casa y al abrir la puerta de entrada escuché la guitarra. Me sorprendió mucho puesto que tocaba muy bien, cuando cerré la puerta, grité: ¡Anna, estás tocando genial! Ella no respondió y la guitarra no dejó de tocar.

Decepcionado porque ella simplemente ignoró mi cumplido, corrí a su habitación y grité, ¡Anna! ¿Cómo es que tocas tan bien la guitarra? Justo antes de entrar en su habitación, la música de la guitarra se detuvo de repente, abrí la puerta de su habitación y vi que estaba completamente vacía. La guitarra estaba encima de la cama. Entonces me entro mucho miedo, así que llamé su nombre otra vez, nadie respondió, corrí por toda la casa, pero nadie estaba en casa. Estaba absolutamente solo.

 

 

Caso Cutún: uno de los fenómeno paranormales más impactantes de la Región de Coquimbo

En febrero de 1976, la tranquilidad de la pequeña localidad de Cutún, en la Región de Coquimbo se vio abruptamente quebrantada por un fenómeno que sigue llamando la atención de los investigadores de lo paranormal.

Pasadas las seis de las tarde, de uno de esos días de verano, el técnico agrícola, Nicasio Torres, corrió hasta la casa de uno de sus vecinos. Muy nervioso le contó que extraños fenómenos estaban ocurriendo en su casa. En medio de su evidente estado de pánico le contó que inexplicablemente “estaban lloviendo piedras desde el techo”. Su vecino no dio crédito a lo que le contaba y le pidió que se calmara y regresara a su hogar.

Pero los extraños fenómenos se siguieron registrando, por lo que Nicasio volvió a casa de su vecino al día siguiente. Pero en esa oportunidad tampoco tuvo la respuesta espera.

Fue sólo el tercer día cuando su vecino accedió a acompañarlo para ser testigo del suceso que lo estaba atormentando.

Hasta el lugar llegaron su vecino, Gabriel Orrego, su sobrino Ángel Orrego y un amigo de estos conocido como Manuel Rojo. Al ingresar a la casa todo estaba en completa normalidad, por lo que todos pensaron que sólo se trataba de algo imaginario del dueño de la casa. Ante ello decidieron retirarse.

Antes de hacerlo, Gabriel Rojo, decide salir de la casa y tomar agua desde el pozo que se encontraba en la parte posterior. Fue allí cuando al abrir la puerta, sintió como una pequeña piedra pasaba por sus pies e ingresaba a la vivienda. Ante esto y creyendo que se trataba de una broma, comenzó a lanzar garabatos al supuesto bromista. En ese momento, otra pequeña piedra cayó sobre su hombro.

Ante esto, junto al resto del grupo, salieron a explorar el lugar, pero no encontraron a nadie. Con el objetivo de encontrar una explicación a este suceso, se quedaron en la casa.

Fue así como se sentaron en la mesa de la vivienda y esperaron. Tras quince minutos se sintieron tres fuertes golpes sobre dicha mesa. Tampoco pudieron identificar el su origen por lo que quedaron perplejos. Al llegar la noche, y al no ocurrir más fenómenos extraños, el grupo decidió abandonar el lugar, pero, poco antes de hacerlo, son testigos de otro hecho impactante.

En el lugar se encontraba la esposa de Nicasio Torres, quien tenía en sus brazos a su pequeña hija. De pronto desde la pared cae un muñeco de trapo sobre el que la mujer clavaba sus agujas y alfileres de la costura. Luego, de manera inexplicable y ante de la mirada atónita de los presentes, el muñeco salto desde el suelo hasta el cuerpo de la pequeña. Luego, el muñeco salió brincando por una de las puertas que estaba abierta en ese momento.

Al día siguiente, el muñeco fue encontrado en el gallinero de la propiedad. Desde ese momento los fenómenos paranormales se siguieron incrementando. Puertas y ventanas se abrían de manera inexplicable, piedras, velas y misteriosos huesos de cavares seguían cayendo dentro de la vivienda, algunas noches se sentían ruidos extraños en la cocina y al día siguiente descubrían que el orden de la loza había cambiado, también se escuchaba molestos silbidos, y aparecían ráfagas de viento inexplicables y sólo dentro de la vivienda. Otro hecho inquietante tiene que ver con aparición de extraños rasguños en las paredes de las habitaciones. La actividad paranormal se incrementaba a medida que se acercaba la media noche.

Durante muchas noches se realizaron además sesiones de espiritismo donde participaron los más cercanos de la familia, una de ellas es Ruthy Chelme, quien fue testigo de los fenómenos ocurridos al interior de la vivienda.

Hasta el lugar llegaron varios investigadores de lo paranormal, también periodistas y muchos curiosos, pero hasta hoy nadie sabe a ciencia cierta qué fue lo que ocurrió en aquella pequeña localidad de Cutún, en pleno Valle de Elqui.

Fuente texto: https://www.lavozdelnorte

La niña de blanco (suceso real)

Era la víspera de Año Nuevo y estaba hablando con un amigo en el salón de una casa que alquilamos para el fin de semana. De repente vi a una niña vestida de blanco quieta detrás de un sofá. Ella parecía distante y ni siquiera me miró. Hice una pausa y le dije a mi amigo: Esto es muy extraño… Acabo de ver a una niña vestida de blanco parada detrás de aquel sofá. Pero por alguna razón esa visión me causo mucha paz.

No le dije nada a nadie en la fiesta sobre este extraño evento y mi amigo tampoco dijo nada. Al poco rato, una amiga me comento que había visto a una niña vestida de blanco en la cocina. Ella también me dijo que esa visión no le había provocado ningún miedo sino todo lo contrario. Pero cuando le dije que yo también había visto exactamente a la misma niña un poco antes, a los dos nos entró mucho miedo. Para ser sincero, desde ese momento la casa nos parecía terrorífica.

Llamadas desde el más allá (suceso real)

En 2008, dos trenes colisionaron en el Valle de San Fernando de California. 25 personas perdieron la vida en este terrible accidente. Entre ellos estaba Charles E. Peck. Este hombre iba a una entrevista de trabajo y tenía grandes planes para el futuro, como casarse con su novia. Durante las 11 horas posteriores al accidente, se realizaron 35 llamadas desde el móvil de Charles a su familia. Su novia, su madre, su hijo… todos recibieron llamadas. Tan pronto como contestaron, no oyeron nada más que ruidos espurios. Para ellos era seguro, Charles estaba vivo e intentaba comunicarse con ellos, atrapado entre los escombros del accidente.

Pero el cuerpo sin vida de Charles fue encontrado en uno de los primeros vagones del tren. La autopsia reveló que murió en el accidente y que era absolutamente imposible para él hacer llamadas en el momento en que se grabaron las llamadas. Su móvil nunca fue encontrado.

La chica en el camisón blanco (suceso real)

Cuando tenía once años, mi familia se mudó a una casa nueva y, por alguna extraña razón, había “botones de emergencia” en las paredes de mi habitación.

Una noche estaba profundamente dormida cuando de repente alguien encendió la luz en mi habitación. Me desperté inmediatamente, pero mis ojos primero tuvieron que acostumbrarse a la luz. Finalmente pude ver a una chica rubia. Ella vestía un camisón blanco algo pasado de moda. Su cabello era rubio y blanco. Algo somnolienta, pensé que se trataba de mi hermana y por eso la toqué: ‘¡Lena, apaga la luz!’ de repente se apagó la luz y me dormí nuevamente.

Al día siguiente, aun enfadada porque mi hermana me había despertado, le pregunté a mi madre durante el desayuno: “¿Dónde está Lena? Esta noche la despertaré, porque ella hizo lo mismo conmigo anoche. Mi madre me miró perpleja y me dijo: ‘Johanna, Lena está de acampada. Hasta el día de hoy no tengo ni idea de quién era la chica rubia… ”

El fantasma de Amelia (suceso real)

Esto sucedió hace 15 años, yo vivía en un pueblo pequeño, en aquel tiempo yo tenía 12 años.

Un día al salir de la escuela vino una amiga llorando y me dijo:

-Amelia se ha ahorcado

-¿Cómo?

-Sí, la han encontrado esta mañana en el patio de su casa

Esta chica era 4 años mayor que nosotros, pero por alguna razón siempre jugaba y pasaba el día a nuestro lado. Mi amiga y yo decidimos ir al funeral que era al día siguiente.

La enterraron con un vestido de seda blanco. Después del funeral, fui directo a casa. Llegue de noche, después de cenar mi madre y yo nos acostamos, ambos dormíamos en la misma habitación. Mi madre se quedó dormida muy pronto, pero yo no podía dormir, no podía dejar de pensar en Amelia…y entonces comenzó.

Al principio escuché como si en la habitación contigua alguien se sentaba en una silla, me sentí algo incómodo pero no le di mayor importancia, entonces escuche unos pasos por el pasillo que se acercaban a mi habitación, al mismo tiempo sentía como si algo raspara el suele, como si fuera un gato o perro con sus garras, pero no teníamos ningún animal de compañía. En ese momento algo entro en mi habitación, yo tenía tanto miedo que no me atreví a girarme, esa cosa se acercó a mi cama y se agachó, sentí cómo me miraba, pero yo estaba tan asustado que no podía moverme. Después de eso, me gire bruscamente, pero allí no había nadie.

Por la mañana vi a mi amiga, ella vivía en una casa enfrente de la mía, y me dijo: anoche no podía dormir y fui a mirar por la ventana hacia tu casa, y me pareció ver a una chica vestida de blanco caminando por tu habitación, ella se parecía mucho a Amelia