La Bruja de Berkeley

En el siglo XII, una mujer moribunda de Berkeley, Inglaterra, declaro a su familia que había sido esclava del diablo. La mujer pidió ser encadenada y puesta en una urna de piedra para que los demonios no pudieran robar su cuerpo. El sacerdote acepto a custodiar el cuerpo por tres días en la iglesia e informó que en la tercera noche una figura horrible violentó la puerta del templo y se llevó la urna arrastrándola con unos caballos negros.

Anuncios

La casa de Thomas Weir

Thomas Weir, conocido como el mago de West Bow. Habiéndose convertido en uno de los miembros más afianzados de la ciudad confesó crímenes así como torturas, incesto con su hermana y también la habilidad que tenía de comunicarse con los muertos.

Después de su ejecución en 1670 por brujería, su domicilio quedó deshabitado durante dos siglos ya que se decía que la casa estaba poseída por varios fantasmas. La casa fue destruida después de que casas en ruinas en West Bow fueran demolidas.

Antes de su demolición, los sucesos paranormales en la casa eran frecuentes, nadie se atrevía a vivir allí, las luces permanecían encendidas y por las ventanas se podían ver siluetas y extrañas sombras. Los niños de la zona tenían prohibido acercarse si quiera a los alrededores de la casa.

La Encorujá

En la mitología hurdana, se trata de mujeres maléficas con aspecto de brujas que habita los valles de Las Hurdes (Caceres). No les gusta mucho que las vean, por eso, por las noches, entran en los hogares transformándose en puntos de luz.

Tiene la tendencia a secuestrar a los bebés de sus cunas y ubicarlos en otro sitio. Cuando los padres se dan cuenta de la desaparición y no aparece por casa, están horas buscando al infante desaparecido hasta que aparece en algún lugar inverosímil. A veces están en unas de las casas vecinas, o en una casa abandonada, en un corral o en lo alto de un monte. Dado que es imposible para los infantes llegar allí por si mismos, solo puede ser obra de la Encorujá.

También tiene otra costumbre que es el de oprimir el pecho a las personas cuando están durmiendo en mitad de la noche, causándoles bastantes daño. Si en ese momento la victima abre los ojos, no verá a nadie pues la Encorujá es muy rápida y además, no le gusta que la vean.

Fuente texto: http://es.mitologiaiberica.wikia.com

LAS BRUJAS DE LA BARROCA

Se cuenta que tiempo atrás, por los vertientes de la Barroca, se reunían las brujas para cantar y bailar. En una de estas reuniones en plena noche, un jorobado descubrió el encuentro de las brujas que estaban cantando: “lunes, martes, miércoles…”, y entonces él, bien animado, se incorporó cantando también: “…jueves, viernes, sábado…”

Descubierto por las brujas, el jorobado afortunadamente no sufrió ningún daño, al contrario, recibió el favor de las brujas que, agradecidas por haberles enseñado tres días más de la semana, lo libraron para siempre más de su joroba. Dicho y hecho, el jorobado se convirtió en un hombre nuevo. En su camino de retorno a casa se encontró con un amigo que, boquiabierto por su encuentro con las brujas, decidió poner a prueba su suerte y emprendió el camino hacia la Barroca para mirar de conseguir también algún favor de las brujas. Cuando llegó al lugar sintió, tal y como le había explicado el jorobado, la canción de las brujas. Cuando éstas llegaron al sábado, el hombre chilló con voz alta y potente: … y domingo!

Poco afortunado y atrevido había estado aquel hombre…, que no sabía que las brujas odiaban el domingo porque era el día del señor. Una de ellas, bien enfadada, cogió la joroba del jorobado que todavía estaba en el suelo, y se la puso en el pecho. Para siempre más, el hombre tuvo que llevar aquella joroba por delante.

Valaj Ione el brujo

Valaj Ione el brujo

Valaj era uno de los muchos magos que vivian en los suburbios de Moscú, pero su nombre destaco sobre los demás brujos gracias a un conocido arquitecto ruso Vasily Bazhenov, que decidió vengarse de la zarina Catalina II (La Grande) por no dejarle finalizar la construcción de su obra predilecta, el palacio real de Tsarítsino, situado al suroeste de Moscú.

Se desconoce la cantidad de oro que el arquitecto tuvo que entregar a Valaj, pero su maldición en esas tierras continúa hoy en día desde entonces, en el lugar del palacio real es imposible construir nada ya que cualquier edificación se derrumba por causas desconocidas.

¿Conoces la Historia de la “Niña Bruja” de Italia?

Conoces la Historia de la “Niña Bruja” de Italia

La llamada “niña-bruja” de Liguria tenía poco más de 13 años cuando falleció. No se conoce muy bien cuál fue la causa de su muerte, pero lo que sí intuyen los arqueólogos es que la comunidad de la que formó parte esta adolescente en la Italia del siglo XV, le tenía miedo. Mucho miedo.

La forma en que fue enterrada y la pesada lápida que cubría su enterramiento, ha hecho intuir a los expertos que esa muchacha debía tener algo especial a la vez que terrorífico, para que los suyos le dieran ese tipo de sepultura, y más, en una zona santa y estratégica dentro de la bella ciudad de Liguria.

Otro hecho singular a tener en cuenta es que la noticia sobre el hallazgo de la llamada “niña-bruja” aconteció en el 2014, pero el año pasado, se halló un segundo cuerpo del mismo periodo. Otra muchacha, pero cuya historia y final parece ser algo más oscuro.

Te contamos ambas historias. Dos relatos con muchos vacíos aún lo que los expertos intentan llenar con pruebas científicas e históricas. Dos “niñas-bruja”, muchachas rechazas por los suyos, cuyas tristezas y penurias, solo podemos adivinar.

El equipo del instituto Pontificio de Arqueología liderado por el investigador Stefano Roascio, nos dice que no es un enterramiento muy poco corriente. Estamos en Albenga, en la región italiana de Liguria, aquí donde se halló un primer cuerpo en el 2014. Era el de una niña de 13 años cuyos restos estaban boca abajo, con la cabeza pegada al suelo de forma que la boca quedara en contacto con la tierra.

Los antropólogos nos dicen que este modo de sepultar a las personas tenía una finalidad muy concreta: evitar que el alma de esa persona enturbiara el mundo de los vivos. Era “un alma impura”. Los investigadores quedaron muy sorprendidos porque este tipo de enterramientos se ven mucho en Bulgaria o en esa Europa del Este donde las personas que eran consideradas brujos o vampiros, eran sepultados de forma similar:

Boca abajo. Con piedras o ladrillos en la boca. Decapitados. Enclavados en el suelo mediante hierros o estacas.

La mayoría de estos hallazgos tenían como protagonistas cuerpos adultos, tanto de hombres o mujeres que habían sido rechazados por sus vecinos hasta el punto de darles muerte para después, conformar esos ritos con los que proteger a la comunidad. El mal debía contenerse, el alma de ese “ser” debía quedar aferrada al cuerpo siguiendo unas prácticas concretas.

Ahora bien… ¿qué había hecho esa niña para ser considerada maligna? Los primeros análisis del resto de la muchacha revelaron varias cosas. La primera fue su edad, entre 12 o 13 años. La segunda, que padecía una anemia muy fuerte. La hiperostosis porótica en el cráneo demostró que sufría un tipo de enfermedad grave donde debían ser muy comunes las hemorragias. Si a ello le sumamos el aspecto pálido y febril, ello explica sin duda que los suyos le tuvieran miedo, que su imagen física pudiera causar inquietud, miedo y rechazo. La consideraron “bruja” o incluso por qué no, un vampiro. Aunque nada de esto puede demostrarse aún, solo intuirse.

Estábamos en el siglo XV, época de oscurantismo donde la palabra “brujería” corría con arbitrariedad por esas mentes cerradas, dotadas de un radicalismo religioso donde cualquier matiz fuera de lo normal, incluso la enfermedad, era rápidamente enjuiciado como diabólico.

La niña-bruja de Liguria se hallaba en camposanto, muy cerca de la iglesia del Mártir San Calocero, abandonada hace ya más de 500 años. Ahora bien, si este hecho ya nos parece tan triste como impactante, aún lo es más saber que solo un año después, cerca de este enterramiento se halló otro cuerpo. Era una segunda muchacha algo más mayor, de unos 17 años. Su cuerpo estaba en peores condiciones porque había sido quemada. La orientación de sus restos respondían a la misma posición que la niña-bruja, es decir, boca abajo. Se sabe que la quemaron viva y que más tarde fue enterrada con piedras sobre su cuerpo. Estamos nuevamente ante un acto de castigo, ante una práctica violenta contra esas mujeres acusadas de brujería injusta y cruelmente.

De momento se desconoce si estas dos jóvenes tenían algún vínculo, de hecho tampoco se ha concluído en si compartieron un mismo instante temporal o si entre ellas hay una distancia de algunas décadas. No obstante, no falta quien afirma que tal vez, fueran hermanas.

Fuente texto: http://oxlackinvestigaciones.com

Sucesos extraños en el barrio de Perovo-Novogireevo, Moscú

sucesos-extranos-en-el-barrio-de-perovo-novogireevo-moscu

En el barrio moscovita de Perovo-Novogireevo existía antiguamente una aldea en la cual vivía una anciana, que era considerada bruja por todo el vecindario. Se decía que por las noches solía volar con su escoba, secuestrando y devorando niños recién nacidos, además de cometer otras muchas fechorías. Tanto llego a trascender esta historia que, un día, las autoridades locales decidieron demoler la casa de la anciana.

La bruja desapareció sin dejar rastro, pero no sin antes maldecir aquel lugar. Esta maldición se confirmo un mes más tarde, cuando vieron que era imposible construir nada en el lugar donde había estado situada la casa de aquella mujer: la maquinaria se rompía, los trabajadores sufrían accidentes, los incendios arrasaban todo lo que se construía en aquel lugar maldito.

Se dice que en la actualidad hay un solar donde suelen ocurrir cosas muy extrañas: los coches no se ponen en marcha, la gente que pasa por allí discuten y se pelean, también los perros parecen sentir algo extraño puesto que evitan pasar por allí…