La amiga imaginaria de Elisha

Cuando mi hija Elisha tenía siete años, tenía una amiga imaginaria llamada Amy que vivía en su armario. Por las noches Amy solía salir del armario y sentarse en una silla cerca de la cama, ambas hablaban durante un buen rato hasta que mi hija se dormía. El tiempo paso y dos años después, yo estaba viendo una película de terror y mi hija entró justo cuando el fantasma de una niña con los ojos blancos aparecía en la pantalla. Lejos de asustarse, dijo: “Esa niña tiene los mismos ojos que Amy”. ¿Qué Amy? Dije “Ya sabes, la niña muerta que vivía en mi armario”.

Reentrada

Vestido con un traje espacial sucio, el astronauta hizo su mejor esfuerzo para controlar su respiración. Fue difícil. Su cabina reducida había demostrado ser claustrofóbica incluso para los individuos más intrépidos. No ayudó que estuviera rodeado por la nada; una ausencia de luz total. Incluso los confines más lejanos del espacio eran notablemente más brillantes, con su oscuridad embelesada por las estrellas.

El calor bañaba la cápsula estrecha. Esta era piloteada por un estadounidense, si es que se podía confiar en las marcas afuera de la nave. En letras gruesas y remarcadas, se encontraban las palabras: «Estados Unidos». Enyesada por debajo, estaba la bandera nacional ligeramente torcida.

El astronauta extendió sus manos buscando el panel de control. No había luces LED guiando sus manos, y palpaba la pared desnuda.

«Socorro, socorro, socorro», llamó, esperando que el centro de control lo pudiera escuchar. Solo un sonido silbante extraño y su propia respiración agitada saludaron a sus oídos. Trató de impedir que el pánico lo sobrecogiera. Había estado en muchas misiones en solitario en el pasado, pero esta era la primera vez que se había sentido auténticamente solo.

Una alarma penetrante, que provenía de algún lugar no determinado, invadió su ensimismamiento. Por más extraño que pareciera, el ruido lo reconfortaba. Lo tomó como una señal de que no había sido olvidado, que aún existía alguna conexión entre él y el resto de la humanidad.

«¡Adelante, Torre de Control!», intentó de nuevo. A pesar de que la alarma continuó, creyó haber podido escuchar el disturbio sofocado de voces.

Se derramaba sudor de su entrecejo y agarraba el collar de su traje espacial. El material pesado del cual estaba hecho solo se sumaba a su miseria. No podía verlo, pero sentía como si el área a su alrededor estuviera titilando con ondas de calor.

Una negrura de naturaleza distinta comenzó a nadar por los bordes de su visión. Una vez más, trató de llamar a las voces distantes, pero sus pulmones ya no tenían la capacidad. Incluso mientras el entumecimiento se apoderaba de él, el temor persistía.

De labios partidos, se desprendió su última palabra inaudible: «Mami».

El bombero negó con su cabeza, apartando la mirada del panorama enfermizo frente a él. La casa verdaderamente había sido reducida a cenizas por las llamas, pero quedó lo suficiente como para que pudieran reconstruir la escena.

Dos víctimas habían sido reclamadas por el infierno. Una mujer fue descubierta entre los restos de la cocina. Su proximidad con la fuente del incendio —una tostadora— indicaba que había sucumbido a la inhalación de humo relativamente rápido.

El segundo cuerpo era mucho más pequeño. El niño, vestido con un disfraz extraño, casi fue pasado por alto. Por alguna casualidad inquietante, la caja de cartón en la que se había ocultado permanecía intacta. El bombero habría sonreído ante el contenedor camuflado como nave espacial de no ser por el fallecimiento prematuro.

Se tomó un momento para llorar al niño. Por respeto a su imaginación, anotó la causa de muerte en su mente: Combustión durante reentrada atmosférica.

Creepypasta

Savoy Hotel, Mussoorie (India)

Savoy Hotel es un lujoso hotel ubicado en la estación de montaña de Mussoorie, en el estado de Uttarakhand, India, allí fue asesinada por envenenamiento la espiritista Garnet Orme, al parecer alguien agrego estricnina en un frasco de medicina que ella solía tomar.

El asesinato nunca se resolvió y pocos meses después su médico fue encontrado muerto también envenenado con estricnina. Estos sucesos inspiraron a Agatha Christie para una de sus novelas.

Se dice que este histórico hotel es uno de los más embrujados de la India, y precisamente el fantasma de Garnet es uno de los que más frecuentan el lugar.

Golpe de fantasma en Chalmers Close, Edimburgo

El 02 de marzo de 2006, una fuerza de energía invisible golpeó a una madre y su hijo al pasar por la zona de Chalmers Close, ambos fueron sacudidos por el extraño suceso. Unos segundos antes de esto, la madre y el hijo habían visto a una chica pelirroja corriendo hacia ellos, los dos se detuvieron para dejarla pasar, pero antes de que la chica llegara a ellos desapareció.

En esta zona, son varias las personas que han vivido experiencias de este tipo

Lurancy Vennum, caso de trastorno de personalidad

Su historia inspiró: The Possessed, un documental/mini-serie de SyFy de 2009

Muchos cínicos dirán que el Watseka Wonder no fue nada más que una falsa posesión espiritual. Lurancy Vennum creyó que estaba siendo poseída por Mary Roff, una chica que murió unos años antes que ocurriera todo esto.

Vennum era de Watseka, Illionis y su caso fue llamado ‘Watseka Wonder’ porque sufrió ataques epilépticos que a veces la dejaban inconsciente; cuando se despertaba le decía a su familia que había ido al cielo y había visto los ángeles de sus hermanos fallecidos. Cuando empezó a sufrir más ataques epilépticos, los médicos recomendaron a la familia que la ingresaran en un psiquiátrico. Asa B. Roff, su vecino, convenció a la familia que sus experiencias eran reales y que no la ingresasen.

Lurancy estaba «poseída» por diferentes espíritus, pero más adelante decidió que solo estaba poseída por Mary Roff, la hija muerta de Asa Roff. Los Roffs acogieron a Vennum en su casa durante mucho tiempo. Los psicólogos descubrieron más adelante que «Mary» solo se manifestaba cuando estaban presentes los Roff.

Años más tarde, Lurancy volvió a su casa y se casó con un hombre que no creía en el espiritismo. A partir de entonces, «Mary» dejó su cuerpo y no se volvió a manifestar nunca más.

Fuente texto: https://www.silenzine.com

Huida

La vio en la distancia, pero no la reconoció; aún así se puso a correr en dirección contraria sin saber por qué lo hacía. “Debo de estar loco”, pensó. Cuando, agotado, detuvo su huida, miró hacia atrás con aprensión, y vio, aún más cerca que antes, a la pálida figura enlutada que extendía su huesuda mano hacia él.

José M. Fernandez Argüelles

El fantasma de Catherine Howard

Catherine Howard fue una de las esposas de Enrique VIII que acusada de adulterio fue encerrada hasta que el rey determinara que hacer con ella. Una mañana mientras el rey estaba en misa, Catherine consiguió escaparse y correr hacia la iglesia con el objetivo de pedirle piedad al rey. Los guardias la capturaron y la encerraron de nuevo. Fue decapitada el 13 de febrero de 1542. Se dice que el castillo de Hampton es la propiedad antigua donde más actividad paranormal existe, y por esta razón es muy común ver deambulando fantasmas por el lugar. Este es el caso del fantasma de Catherin Howard que fue filmado por una de las cámaras de seguridad, y aunque este vídeo conmocionó a Inglaterra, su veracidad es puesta en duda debido a la nitidez de la imagen ya que el supuesto fantasma no aparece como un espíritu sino más bien como una figura humana envuelta en una capa y con el rostro tapado por la misma. De todos modos esta supuesta aparición de Catherin Howard sigue siendo una de las más discutidas y estudiadas en la parapsicología.